El valor de las abejas para la humanidad

El valor de las abejas para la humanidad

150 150 beewazecl

El beneficio de las abejas suele medirse atendiendo a los productos que
provienen de ellas directamente. La miel es, por supuesto, el producto
más popular. Las abejas recogen el néctar de las plantas con flores o
melazo de las coníferas y almacenan los jugos en su estómago. La
cosecha se almacena en el panal y es procesada y secada por las abejas
de la colmena. Sólo cuando el contenido de agua es de menos de un 18%
se puede cosechar la miel, hasta cuatro veces al año.

El apicultor cosecha la miel empleando un extractor de miel. En primer
lugar se retira la cubierta de cera que cubre el panal, a continuación
coloca el marco en un extractor de miel. La fuerza centrífuga del extractor
extrae la miel de las celdillas sin destruirlas. A continuación, el apicultor
devuelve los panales a la colmena. La miel que sale del extractor se
recoge en un recipiente y se filtra con un tamiz un par de veces para
asegurar que ya no contiene ningún residuo de cera o própolis
(pegamento de las abejas). Entonces la miel se mete en tarros y se deja
reposar unos días para que las burbujas de aire y las partículas más pequeñas de cera suban a la superficie.

Más propiedades curativas de la colonia de abejas

Otro producto de las abejas es la cera, empleada principalmente como
un producto natural por las industrias cosméticas y farmacéuticas. Es un
producto excretado por las glándulas de las abejas para construir los
panales. El apicultor retira los panales ya viejos y parduzcos para
fundirlos y eliminar las impurezas. La cera, ligera y pura de nuevo puede
volver a las colonias o reciclarse de otras maneras. La cera de abejas es
una valiosa materia prima que se puede utilizar para hacer velas, entre
otras cosas. Se necesita la cera de toda una colmena para hacer una
vela. Estas velas emiten una luz muy suave y llenan la estancia de un
agradable aroma.

El polen también es un producto popular. Todas las plantas producen un
polen que la abeja recoge cuando visita sus flores, lo enriquece con
néctar y lo transporta a la colmena. Una sola colonia de abejas recoge
entre 30 y 60 kilogramos de polen al año. Los apicultores colocan una
trampa de polen a la entrada de la colmena para recogerlo. El polen se
utiliza a menudo como un suplemento nutricional ya que es rico en
vitaminas, minerales y proteínas además de fortalecer el sistema
inmunológico y mejorar la capacidad mental.

El pegamento de las abejas, también conocido como própolis, es otro
producto importante de estos insectos. Las abejas recogen la resina de
diferentes árboles, lo llevan a la colmena para fines de sellado y a su vez
se protegen de las bacterias y los hongos. Una colonia de abejas es
capaz de recoger de 50 a 500 gramos de masa resinosa por año. El
própolis es utilizado para muchos productos medicinales, es un
antibiótico natural, ya que tiene un efecto anti-inflamatorio y fortalece el
sistema inmunológico. El principio activo está disponible para las
personas en forma de cápsula, ungüento medicinal, crema o infusión.
Sin embargo, el producto de la abeja más valioso es la jalea real. Sólo
puede ser producida por las abejas obreras jóvenes, que la consiguen de
la miel, el polen y sus propias secreciones glandulares. Sólo la abeja
reina consume la jalea real, y eso le da una esperanza de vida 50 veces
más larga que el resto de la colonia. Por esta razón, la abeja reina es
símbolo de vitalidad, rendimiento y vigor. La jalea real se utiliza en la
industria cosmética y médica. Puede usarse como remedio natural para
las infecciones virales y posee un efecto revitalizante.

Dejar una Respuesta